¿Por qué la Iglesia no puede ser divertida?

En palabras simples, porque el Evangelio no es divertido.

De acuerdo al diccionario de RAE, divertir significa entretener, recrear; también significa apartar, desviar, alejar. La pregunta es entonces ¿de qué queremos alejarnos queriendo hacer la iglesia y sus cultos divertidos? ¿Qué es lo que no soportamos que necesitamos diluirlo con algo que nos lo haga más fácil? ¿Es acaso la Verdad lo que no soportamos? Leer más de esta entrada

Anuncios

Sola Adoratio. ¿Idolatría de la Alabanza?

Al parecer esta es la consigna de buena parte del evangelicalismo de nuestro país y, hasta donde puedo ver, de toda América. Con Sola Adoratio quiero decir sólo la adoración o sólo la alabanza, dando a entender con esto que la alabanza o, más bien, la música ha sustituido en en gran manera los elementos para glorificar a Dios, no solo en el culto sino en el quehacer de la iglesia misma, como si solamente la música o, a menudo mal llamada, alabanza sea el único medio que Dios nos ha dejado para conectarnos con Él como creyentes. Leer más de esta entrada