Gracias por bendecir al huérfano

En diciembre pasado hice una entrada sobre comenzar una campana de recaudación de fondos para apoyar económicamente al Orfanato Nsaba, en Jinja, Uganda. En aquella entrada dí detalles de la organización y algunas de las necesidades más apremiantes de aquel hogar que alberga a alrededor de 30 niños sin familia directa que cuide de ellos.

Gracias a la buena voluntad de unos pocos (tres, hay que decirlo) amigos personales que no dudaron en apoyar cuando se lo solicité, logré recaudar la cantidad de $95 dólares, los cuáles envié íntegros vía Western Union, cubriendo yo la tarifa de envío, al país destinatario donde nuestro hermano Nsaba Bashir pudo recoger el dinero el día siguiente.

Aquella valiosa ayuda sirvió para preparar para los 30 niños una excepcional cena de Navidad (no suelen comer carne o pollo durante el resto del año), por lo cual estuvieron muy agradecidos.

¡Cómo quisiera poder ayudar más y de forma continua! Pero la falta de tiempo y recursos me lo impiden. Sin embargo, algunos de mis contactos me preguntaron si seguiría haciendo la gestión para recaudar fondos y luego enviarlos, y me ha parecido a bien hacerlo, no cada mes pero sí cada dos o tres meses.

Este mes de febrero que finalizó he promovido una segunda recaudación de fondos. Los niños de Nsaba han ingresado ya a la escuela y se han buscado padrinos para cubrir sus costos de matrículas y útiles escolares. El hermano Bashir estuvo mal de salud a inicio de mes (con úlcera y congestión nasal). La falta de recursos impide que pueda tratarse debidamente, por lo que las enfermedades se pueden agravar o extender fácilmente. También todavía se debe terminar la construcción de un nuevo inodoro para el hogar orfanato.

Así que, sigue habiendo oportunidad para ayudar. Aquellos dispuestos a colaborar pueden ponerse en contacto directo conmigo conmigo ( oswald.chamagua[arroba]gmail.com ). Esta vez estaré enviando lo recaudado entre el 8 y 10 de marzo.

De nuevo, ¡gracias por no “dejar en visto” al necesitado! Dios queda en deuda con el dador.