CdH-4: ¿Qué pide la Ley de Dios de nosotros?

Cristo nos lo enseña sumariamente en Mateo 22:37-40: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón y con toda tu alma y con toda tu mente y con todas tus fuerzas. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la Ley y los Profetas. (a) Leer más de esta entrada

CdH-3: ¿Cómo conoces tu miseria?

Entender y llegar a comprender nuestra salvación implica conocer nuestra miserable situación ante Dios como raza caída (alguien que es “salvado” no lo es porque estaba en muy buenas condiciones que digamos). Así, en su primera parte (LA MISERIA DEL HOMBRE, comprendiendo desde la pregunta 3 a la 11) el CdH nos conduce a conocer nuestro estado caído ante Dios. Leer más de esta entrada