CdH-11: ¿No es Dios también misericordioso?

Dios es misericordioso (a); pero también es justo (b). Por tanto, su justicia exige que el pecado que se ha cometido contra Su Suprema Majestad sea también castigado con el mayor castigo, que es pena eterna, así en el cuerpo como en el alma.
Leer más de esta entrada
Anuncios

CdH-10: ¿Dejará Dios sin castigo tal desobediencia y apostasía?

De ninguna manera; antes su ira se engrandece horriblemente (a), tanto por el pecado original, como por aquellos que cometemos ahora y quiere castigarlos, por su perfecta justicia, temporal o eternamente (b). Según ha dicho El mismo: “Maldito todo aquel que no permaneciere en todas las cosas escritas en el libro de la Ley, para hacerlas.” (c).
Leer más de esta entrada