La Navidad no significa nada si…

Efectivamente, si como cristianos solamente pensamos en la Navidad como en un tiempo de compartir, dar y recibir regalos, celebrar, pasarla bien, etc., sencillamente estamos viendo la navidad tal y como el mundo la ve, es decir una fiesta más para celebrar, que nada tiene que ver con lo que como cristianos creemos o deberíamos creer.

Independientemente de si es verdad o no que Jesucristo nació un 25 de diciembre lo cierto es que es un hecho que Jesucristo, quien es Dios Hijo, un día vino al mundo como hombre, naciendo de una mujer, dependiendo, como todo recién nacido, de los cuidados de otros para su supervivencia. Es este hecho lo que da origen a la Navidad o Natividad que simplemente significa nacimiento. Pero el hecho de que el Hijo de Dios se haya hecho miembro de la familia humana debería inmediatamente llevarnos a la pregunta ¿Por qué lo hizo? Leer más de esta entrada

Anuncios

W. Robert Godfrey: Verdadero Calvinismo

“Fuerte en doctrina y erudición, pero débil en la vida, la pasión y el evangelismo.” Muy a menudo esta es la imagen popular del Calvinismo. Es probable que algunos Calvinistas de nuestros tiempos sean a veces los responsables de perpetuar esta imagen. En su ansiedad de precisión teológica parece que algunos Calvinistas buscan convertir sus iglesias en sociedades de debate teológico. Para el espectro esta popular imagen es acertada, muchos Calvinistas actuales han dejado de ser auténticos Calvinistas. Leer más de esta entrada

Mike Pohlman: El Evangelio de la Tecnología

La siguiente es la traducción libre de una entrada de Mike Pohlman publicada hace mes y medio para el blog de la Coalición del Evangelio (The Gospel Coallition). Dicha entrada es con relación a un artículo del New York Times en el que la autora expone la falacia de la fe puesta en la tecnología. Hace no más de una semana vi un video comercial de una compañia de computadoras en el que prácticamente se considera la tecnología como el mesías que sacará el mundo adelante de todos sus problemas. Y es que si la fe no es puesta en Dios, algo tratará ridículamente de llenar el vacío dejado por Él, pero sólo hasta el momento de la crisis, donde el hombre es confrontado a considerar su ignorancia y exhortado a arrepentirse de su necedad, volviéndose al verdadero Salvador: Jesucristo. Leer más de esta entrada

¿Por qué tuvo que morir Jesucristo?

¿Te has preguntado alguna vez por qué fue necesario que Cristo muriera de la manera en que lo hizo? ¿No pudo Dios simplemente decir «Muy bien, Yo los amo a todos, así que vengan a mis brazos, me olvido de cuán malos han sido. Qué más da. Los salvo a todos»? ¿Pudo Dios hacerlo así?

La respuesta es simple: NO. Y si lo hubiera hecho, estaríamos viendo a Dios siendo injusto (lo cual no puede ser debido a Su naturaleza inherentemente justa). ¿Por qué? Porque Dios es Dios justo, santo, perfecto, sin mancha, sin tacha, luz plena, como la Biblia nos lo enseña. (Éxodo 34:4-7)

Cuando Dios creó al hombre y la mujer éstos tenían una comunión directa con Dios, nada había que se interpusiera entre Dios y sus criaturas; pero cuando voluntariamente el hombre desobedeció, la perfecta comunión fue de súbito resquebrajada, quedando el hombre totalmente separado de Dios por causa de su injusticia. El hombre no podía estar delante de Dios sin ser aplastado por todo el peso de Su ira sin una pizca de misericordia. Y, asombrosamente, esa misma es la condición del hombre actual, por haber heredado el pecado de Adán desde el día de su concepción. (Oseas 6:7; Salmos 51:5; Romanos 3:23) Leer más de esta entrada

Libro: La Vida Cruzcéntrica por C.J. Mahaney

«La cruz era el plato fuerte de la teología de Pablo; era el mensaje. También enseño sobre otras cosas, pero cualquier cosa que enseñara procedía y se relacionaba con la realidad de que Jesucristo murió de manera que los pecadores se reconciliaran con Dios y recibieran el perdón de DiosLeer más de esta entrada

¿Reformado? ¿Y cómo se come eso?

A casi 500 años de haber ocurrido la Reforma Protestante que dio lugar a la existencia del término protestante ó evangélico, todavía se pueden ver muy a menudo ceños fruncidos al mencionar el término Reforma ante cualquier evangélico moderno. Leer más de esta entrada