Jon McNaughton y el Arte de pintar la Verdad

Escuché alguna vez que el verdadero valor del arte radica en si lo que expresa es cierto o falso, más que en que sea de agrado o disgusto. En ese sentido, el artista que se precie de serlo, y más si es cristiano, tiene un compromiso con la Verdad. Ha de conocerla para expresarla a su manera tratando se ser fiel a ella y no solamente buscar agradar al público.

Menciono esto porque encontre en Facebook una noticia, con motivo de la muerte de Osaba bin Laden, sobre una pintura publicada en 2007. Leer más de esta entrada

Anuncios

Eugene C. Newman: La Necesidad del Cristianismo Bíblico en cada Materia Escolar

El pastor Donald Herrera compartío vía Facebook este interesante artículo en el cual el autor compara de manera breve conceptos bíblicamente enfocados contra conceptos seculares sobre los elementos de la educación. Aunque la comparacion y los conceptos, como el mismo autor dice, no son exhaustivos, sí marcan un precedente de las diferentes visiones que alguien puede tener del mundo dependiendo de su cosmovisión, es decir de sus presupuestos básicos para ver la vida como la ve; de este modo, es posible darse cuenta que una verdadera educación cristiana es más que una asignatura de Biblia en medio de las otras materias seculares.

Leer más de esta entrada

CdH-1: ¿Cuál es tu único consuelo tanto en la vida como en la muerte?

Esta es la primera de las 129 preguntas del CdH (Catecismo de Heidelberg). Y no en vano es la primera. Afirma cuál es el sostén, la mayor motivación, el catalizador de la vida para los hijos de Dios. Este es el punto de partida de una verdadera cosmovisión cristiana. La forma de ver la vida de acuerdo a la Biblia.

¿Cuál es tu mayor consuelo en la vida? ¿Acaso son tus hijos; tu trabajo; tu buen nombre; tu potencial; un ser amado? ¿Qué pasa cuando estas cosas se van, porque sencillamente no son eternas? ¿Que pasaría si perdieras eso que te da seguridad? Leer más de esta entrada

El Catecismo de Heidelberg – Su importancia

En la entrada anterior escribí una corta historia del CdH. Hoy quiero ser igual de breve escribiendo sobre su importancia.

En verdad es simple: si tal sumario de la fe ayudó a instruir a muchos convertidos del imperante catolicismo romano en el siglo XVI al protestantismo en el tiempo de la reforma y proveyó de un sólido y ordenado conocimiento lógico de la verdadera Fe Cristiana para su puesta en práctica por parte de los creyentes y para su defensa ante las doctrinas contrarias a las Escrituras, ¿por qué no explotar hoy este recurso dado providencialmente por Dios para entrenar a aquellos que están comprometidos a profesar la fe una vez dada a los santos? Leer más de esta entrada