C.H. Spurgeon: A por un nuevo pentecostés

Y cuando oigas ruido como de marcha por las copas de las balsameras, entonces te moveras (2 Samuel 5:24)

Los miembros de de la Iglesia de Cristo tienen que ser muy afectos a la oración, buscando siempre que la unción del Santo repose sobre sus corazones, para que el reino de Dios venga y se haga «su voluntad en la tierra como en el cielo». Pero hay ocasiones cuando Dios parece favorecer a Sion de modo especial; esas ocasiones deben ser para ellos como un estruendo que va por la copa de los morales. Leer más de esta entrada

Anuncios