La apremiante necesidad de Reformar la Iglesia

Ecclesia semper reformanda est.

O, la Iglesia siempre debe estar reformándose. Con este lema, el teólogo Karl Barth quiso dar a entender que la Iglesia debe continuamente auto examinarse con miras a corregir el rumbo que lleva en caso de haberse desviado. El apóstol Pablo lo dijo más directamente “examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe” (2 Corintios 13:5a). El diccionario de la RAE define en su tercera acepción de la palabra reformar así: Reducir o restituir una orden religiosa u otro instituto a su primitiva observancia o disciplina. Leer más de esta entrada

Anuncios