Conferencia Buenas Nuevas para la Familia

Los días 6 y 7 de los corrientes se llevó a cabo la Conferencia Buenas Nuevas para la Familia Pastoral, en la cual se tuvieron como exponentes al pastor Sugel Michelén, de RepúblicaConferencia Dominicana y pastor de la Iglesia Bíblica del Señor Jesucristo; el pastor Wayne Andersen, director de la Editorial Faro de Gracia; y el pastor René Mejía Vides y su esposa, de la Iglesia Cimiento Estable. Leer más de esta entrada

5 maneras de hacer que tus hijos odien la Iglesia

No tengo nada contra Dios. Es su club de Fans el que no soporto.

  1. Asegúrate de que tu fe es sólo algo que practicas en público.

Asiste a la iglesia… al menos la mayor parte del tiempo. Procura estar de acuerdo con todo lo que diga el predicador; de regreso a casa reafirma lo que fue dicho, especialmente si se trata acerca de la obediencia de los hijos, pero no vayas más allá de eso. Leer más de esta entrada

Siete consejos para destruir tu matrimonio

¿Quieres destruir totalmente tu matrimonio? Aquí tienes siete formas de hacerlo que siempre funcionan. Leer más de esta entrada

Cómo pastoreo a mi familia – Parte II

(…viene de la primera parte)

6. Tiempo Bíblico

A las 7:15PM todos comenzamos a relajarnos y es entonces cuando digo a los niños: “15 minutos más de ____, y son las 7:30PM.” Mis hijos saben exactamente lo que quiero decir. A las 7:30PM es la hora de la Biblia. Todos nos reunimos en la sala (si es que no estamos ya allí); agarramos la Biblia; y los chicos se amonotonan en mi regazo. La mayoría de las veces leemos la Biblia Familiar Ilustrada ESV [ESV Illustrated Family Bible]. Esta Biblia usa el mismo texto de la Versión Estándar Inglesa [ESV por sus siglas en inglés], pero las historias son selectivas y las imágenes son tan coloridas como geniales. Leer más de esta entrada

Cómo pastoreo a mi familia – Parte I

Esta es la primera parte de un artículo publicado por The Resurgence, el cual me alentó a retomar la importantísima práctica de los devocionales en mi hogar, algo que había descuidado por lo que me arrepiento ante Dios de mi negligencia al respecto. Pastorear nuestra familia, lo cual no es una opción para el cristiano como padre de familia sino una comisión, requiere de voluntad y disciplina. No es nada fácil y abundan las excusas para no cumplir este deber. Que el Espíritu Santo nos inquiete con estas palabras a ser obedientes con el mandato de ser sacerdotes en el hogar. Leer más de esta entrada