¿Qué es la Fe Reformada? Una Breve Introducción

   Los últimos dos siglos han visto el surgimiento de diversas corrientes  que han captado la atención de muchos cristianos. El racionalismo del siglo XIX llevó a muchos al liberalismo. La teología de “auto-ayuda” de Finney engendró varios hijos, enfatizando “avivamiento”, técnicas para hacer crecer la iglesia, y reduciendo la esencia del cristianismo a una mejora personal y social. La teoría de la evolución afectó a muchos sectores de la Iglesia, tanto en la teología como en las otras ciencias sociales. El existencialismo jugó un papel importante en el siglo XX para la formación de nuevas prácticas y sigue teniendo sus adherentes. La inestabilidad de la teología pentecostal ha conducido al “neo-pentecostalismo” y sus conceptos mágicos de fórmulas para el éxito y la superación personal. Y además los descubrimiento y promoción de los evangelios gnósticos a finales del siglo XX han dado mucha apertura a toda clase de aberración teológica. Soplados así por todo viento de doctrina, muchos cristianos se han desanimado, han abandonado sus iglesias y han perdido la esperanza de una Palabra cierta de Dios. Leer más de esta entrada

Anuncios

“¿Cuál Reforma?”

El hermano miraba y ojeaba con entusiasmo y curiosidad los libros sobre la mesa. Tomó uno de los varios disponibles que hablan sobre la Reforma Protestante y comienza a preguntarme y le voy explicando en 30 segundos hasta que menciono la palabra “reforma” y me pregunta “¿Cuál reforma?”. Quedo anonadado por 2 segundos y le explico en otros 10 a qué me estoy refiriendo. El hombre toma algunas hojas del material gratuto y se va expresando agradecimiento, pero la pregunta se quedo grabada en mi mente hasta ahora y creo que será difícil borrarla. “¿Cuál Reforma?” Leer más de esta entrada

La apremiante necesidad de Reformar la Iglesia

Ecclesia semper reformanda est.

O, la Iglesia siempre debe estar reformándose. Con este lema, el teólogo Karl Barth quiso dar a entender que la Iglesia debe continuamente auto examinarse con miras a corregir el rumbo que lleva en caso de haberse desviado. El apóstol Pablo lo dijo más directamente “examinaos a vosotros mismos si estáis en la fe” (2 Corintios 13:5a). El diccionario de la RAE define en su tercera acepción de la palabra reformar así: Reducir o restituir una orden religiosa u otro instituto a su primitiva observancia o disciplina. Leer más de esta entrada

Los nuevos herejes evangélicos

Con motivo del mes del 497° aniversario de la Reforma Protestante, comparto este video que nos recuerda, y para algunos incluso revela, qué es ser evangélico.
Leer más de esta entrada

Pablo y la Reforma Protestante

Con motivo del 496 aniverario de la Reforma Protestante, les dejo está breve pero ilustrativa reflexión de parte del Dr.  José Alvayero, rector del Seminario Teológico Latinoamericano (SETELA) en El Salvador, en la que expone cómo los principios que llevaron al Apóstol Pablo a enseñar y proclamar el mismo Evangelio que había recibido por parte de Jesucristo a los Corintios fueron los mismo que sirvieron de combustible para la enseñanza y el redescubrimiento de Evangelio para la Reforma del siglo XVII. Sin más introducción, les dejo el documento y el link para su descarga: Leer más de esta entrada

496 años de Reforma Protestante ¿Felicidades?

El sonido está casi listo, las luces quedaron perfectas, el ministerio ensaya los últimos acordes para esta gran noche de poder. Se desatará un batalla contras huestes celestiales de maldad, así que el sonido debe estar muy bien ecualizado para sorprender al maligno. ¡La noche de brujas no podrá contra nosotros!  Leer más de esta entrada

La Reforma, la Fe Cristiana y la Libertad de conciencia

Si no me convencen con testimonios sacados de la Sagrada Escritura, o con razones evidentes y claras, de manera que quedase convencido y mi conciencia sujeta a esta palabra de Dios, yo no quiero ni puedo retractar nada, por no ser bueno ni digno de un cristiano obrar contra lo que dicta su conciencia. Heme aquí; no puedo hacer otra cosa. Que Dios me ayude. Amén.  ~Martín Lutero Leer más de esta entrada