Aquí estamos…

A los reformados, reformadores, y por reformarse… semper reformanda.

A la puerta de la iglesia del Palacio de Wittenberg en Alemania. La madrugada del 31 de octubre de 1917. Leer más de esta entrada