Acerca de mí y de este blog

Mi nombre es Oswald Chamagua.

Nací y vivo en El Salvador, Centroamérica. Tengo una esposa virtuosa. Su nombre: Oneidy; y una hija preciosa: Daniela.

Soy cristiano, evangélico (protestante), y más específicamente reformado (calvinista).

Desde este espacio, es el anhelo de mi ser dar a conocer la fe cristiana, pricipalmente desde el punto de vista reformado que, para dar un pista, se basa principalmente en los pensamientos e ideas extraídos de la palabra de Dios que provocaron la Reforma protestante a partir de año 1,517. Aclaro que no es una fe nueva; es la fe misma que nos expresa la Biblia, y que nos enseña primordialmente lo siguiente:

  1. Que el hombre está separado de Dios por causa del pecado original cometido por Adán;
  2. que el hombre no puede salvarse a sí mismo;
  3. que para ser salvo es necesario que Dios, por iniciativa propia, obre una regeneración total en el hombre;
  4. que Dios envió a su único Hijo, Jesucristo, como hombre a la tierra para vivir una vida perfecta delante de El y pagar con su muerte los pecados, y resucitar con poder y gloria al tercer día;
  5. que la obra de salvación comienza cuando el hombre, impulsado por el Espíritu Santo, reconoce su pecado y miseria ante Dios y, arrepentido, reconoce en Jesucristo y su muerte en la cruz  su único medio de salvación;
  6. que esta salvación se efectúa desde el momento en que el pecador deposita su total confianza en el sacrificio de Jesucristo, sin más méritos que los que éste hizo como hombre cuando estuvo en la tierra y padeció en la cruz;
  7. que esta salvación, con todas sus consecuencias, proviene sólo de Dios y es gratis;
  8. que ninguno de aquellos que tengan verdadera fe en Jesucristo como Salvador y Señor se perderá para siempre;
  9. que Dios está reconciliando consigo todas las cosas por medio de Jesucristo;
  10. y, que en todo este proceso de salvación y redención, la Gloria pertenece toda a Dios.

Este es, llanamente, el mesaje del evangelio. En resumen: que Cristo murió por los pecados y que resucitó al tecer día,  para dar vida, y vida en abundancia, a todo aquel que cree. Y este es el mensaje que deseo propagar a través de este blog.

Amén de todo lo anterior, compartiré reflexiones, enseñanza doctrinal, apologética (defensa de la fe), historia, biografías, comentarios acerca de otros blogs, devocionales, transcripción de escritos de autores cristianos (principalmente de línea reformada, pero también de otras confesiones cristianas evangélicas que creo pueden enriquecer nuestro conocimiento de Dios y de la fe), autoreflexión, recomendación de libros y más.

Que este blog sea un espacio de encuentro principal, pero no limitadamente, entre aquellos creyentes salvadoreños que sentimos nuestro corazón henchirse de gozo al conocer las doctrinas de la gracia, y reconocer que mientras no merecemos más que el castigo eterno en el lago de fuego, Dios nos ha hecho herederos de su reino con Jesucristo su Hijo, nuestro Señor.

Soli Deo Gloria (Solo para la gloria de Dios)…

A %d blogueros les gusta esto: