Donald Herrera Terán: La amenaza del neoplatonismo, o la concepción de “materia vs. espíritu”, para la Fe Cristiana.

Traduce el pastor Donald Herrera:

Las amenazas más grandes al Cristianismo son aquellas que son las más desconocidas para el cristiano promedio. Las amenazas más difíciles de discernir son aquellas que están entremezcladas con nuestra misma cosmovisión – las que pensamos que son verdaderas. La Escritura nos advierte, “pero si tu ojo es maligno, todo tu cuerpo estará en tinieblas” (Mat 6:23); i.e., la peor clase de tinieblas es la tiniebla que pensamos que es luz.

Pr. Donald Herrera Terán - Costa Rica

Una de las amenazas más descuidadas, pero penetrantes, para la visión cristiana de la vida y el mundo es la del neoplatonismo. Este vestigio de la antigua filosofía griega se fundamenta en un aspecto dual de la realidad: Mira a lo que es forma o espíritu (como la mente) como bueno y a aquello que es físico (la carne) como malo. El neoplatonismo es una filosofía “dialéctica” que trata de reconciliar dos conceptos básicamente hostiles y mantener ambos dentro de su sistema.

Basar el Cristianismo en esta falsa idea neoplatónica siempre desencajará a la fe de la perspectiva bíblica. Se han desarrollado ideas modernas de espiritualidad hasta producir una forma de escapismo en contra del modelo bíblico donde el Espíritu de Dios está activo en el mundo y en la persona para llevar así a cabo la voluntad de Dios. Demasiados cristianos creen que pueden escapar del pecado si pueden escapar del mundo material. Pero la Escritura dice que la totalidad del hombre cayó en pecado, no sólo su carne.

Del correo circular enviado por Chalcedon Foundation publicitando la reunión virtual del próximo 5 de marzo para discutir el libro “Escapando de la Humanidad,” por Rousas John Rushdoony.

Luego comenta el pastor Herrera:

Los creyentes infestados con la visión neoplatónica del mundo leen los términos “carne” y “espíritu” en sus Biblias desde esa óptica y no desde el fundamento escritural que dan significado a tales términos.

Para esos hermanos las luchas contra amenazas culturales pertenecen al ámbito de la “carne.” La solución a tales problemas, según ellos, es “espiritual” – en un sentido neoplatónico.

Por supuesto, dado que ellos se ubican en el lado “espiritual” del espectro, por default, ubicarán a los demás en el lado “carnal.” Es natural que se perciban como espiritualmente superiores.

No es raro que estos hermanos se refieran al hombre con dos términos: “hombre”, en un sentido genérico y peyorativo liviano: “¿acaso el hombre puede salvarse por la acción política?” O bien, “alma,” que es lo que, según ellos, buscan salvar: “busquemos las almas en lugar de gastar el tiempo en luchas culturales.” La visión dualista es obvia: “alma” es un término más cercano a lo “espiritual.”

¿Y la eclesiología? Tampoco escapa al neoplatonismo. La iglesia, en esta visión, se confina a lo “espiritual.” El discipulado está orientado a lo “espiritual.” No se equipa al creyente para el análisis bíblico de la realidad en el mundo. El mundo pertenece a la “carne.” En el mundo viven “hombres.” La iglesia se preocupa por “almas.”

Tomado de su muro de Facebook.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: