La fe de los estatistas

Como cuando el rey Darío, instigado por unos perversos consejeros, mandó que nada se pidiera a ningún dios, sino sólo él, para su propia exaltación, así ahora muchos cristianos obedecen,tontamente, tal edicto, pretendiendo que el césar cumpla todos sus deseos y al mismo tiempo ayude a los más necesitados. El juicio no se tarda, y ya se ve, en aquellas naciones que sacrifican a sus ciudadanos y a sus hijos ante el ídolo de faraón.

Soli Deo Gloria.

Reforma Presbiteriana México

Por Alejandro Moreno Morrison.

Dedicado al Rev. Dr. Ronald H. Nash, querido hermano en Cristo, maestro y amigo. In memoriam.

El estatismo es una religión secular, es decir, una religión que no tiene pretensiones de trascendencia; por eso es que para algunos no parece ser una religión en el sentido más común y acostumbrado del término.  El estatismo es una derivación del humanismo secular y se basa en la creencia (fe) de que los seres humanos son capaces de superar por sí mismos sus problemas por medio del “estado.”

De manera que “el estado” es elevado a la categoría de ser supremo (dios), del cual se espera que fluya todo tipo bendiciones terrenales (que a menudo son meros deseos carnales y egoístas); y al que, por lo tanto, los individuos deben confiarle (y de ser necesario aun sacrificarle) sus vidas, bienes y demás recursos, a fin de que…

Ver la entrada original 1.959 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: