496 años de Reforma Protestante ¿Felicidades?

El sonido está casi listo, las luces quedaron perfectas, el ministerio ensaya los últimos acordes para esta gran noche de poder. Se desatará un batalla contras huestes celestiales de maldad, así que el sonido debe estar muy bien ecualizado para sorprender al maligno. ¡La noche de brujas no podrá contra nosotros! 

Y así se “conmemoran” en muchas iglesias 496 años de reforma protestante, como la historia de alguien que nadie contó, el pueblo de Dios ignora lo que tuvo lugar hace varios años en la madrugada del 31 de octubre.

Lejos está de parecerse la escena descrita a aquella en que un monje de la orden de San Agustín clavó en la puerta de la iglesia donde enseñaba una lista de 95 cuestionamientos en contra del sistema religioso establecido. Sin pompa, ni alarde, sino con temor y temblor pero con un corazón inflamado por la Palabra de Dios, Martín Lutero se enfrentó al imperio religioso de aquel entonces. El trillado dicho de que el pueblo que no conoce sus historia está condenado a repetirla vuelve a ser real.

A pesar de que este día, no por casualidad, también se celebra el Día Internacional de la Biblia por parte de las Sociedades Bíblicas Unidas, la ignorancia acerca de la historia del protestantismo reina en el ambiente evangélico a todo momento.

Pero la razón de cuestionar la poca o nula remembranza de este hecho no radica en marcar una fecha en el calendario ni mucho menos hacer actividades “especiales” alrededor de la fecha, sino poder cuestionar nuestro momento histórico y compararlo con el de aquel entonces. La mercadería de  la fe sigue engañando a millones de personas que creen poder comprar el perdón de Dios por medio de dinero, observancia de costumbres, etc. Existe un oscurantismo tan profundo como el de la época medieval, pero la culpa es aún mayor porque ahora sí está disponible la Biblia en nuestro idioma; ahora sí puedes “escoger” a quién creer, en mayor o menor medida; ahora no hay excusa. La verdad está ahí para el que quiera conocerla. Del mismo modo hemos de comparar nuestra reacción ante tal situación con la que tuvo aquel monje agustino quien, confiando plenamente en la palabra de Dios y reconociendo que el justo por la fe vivirá estuvo dispuesto a perder todo lo que tenía por amor a Jesucristo y Su Palabra.

¿Debemos entonces felicitarnos en el día de la Reforma Protestante? Mas bien debemos celebrar que Dios nos sacó de las tinieblas a Su Luz todos los días y seguir el ejemplo de la “nube de testigos” que nos preceden en fidelidad a Dios, procurando ser parte de ese remanente fiel que Dios siempre guarda, por que El prometió que “las puertas del hades no prevalacerán contra ella (Su Iglesia).”

¡Que tengan un día de la Reforma lleno de Gracia Soberana!

Anuncios

5 Responses to 496 años de Reforma Protestante ¿Felicidades?

  1. Excelente reflexion, y me gusta tu enlace con el Dia Internacional de la Biblia.
    Pastor Luis Wagenveld

  2. wagenlma@aol.com says:

    Bueno tener noticias tuyas otra vez. Viajo manana a California, despues de la celebracion del Dia de la Reforma aqui en el Western Theological Seminary en Holland esta noche. El ex-presidente va a hace la personificacion de Lutero, y luego P&R para actualizar la Reforma.

    Bendiciones, Lou

  3. Hermano que DIOS te continúe bendiciendo y gracias por el articulo que nos motiva a seguir buscando a nuestro SEÑOR y su Palabra de todo corazón y celebrar que pasamos de muerte a vida.

    SOLI DEO GLORIA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: