CdH-11: ¿No es Dios también misericordioso?

Dios es misericordioso (a); pero también es justo (b). Por tanto, su justicia exige que el pecado que se ha cometido contra Su Suprema Majestad sea también castigado con el mayor castigo, que es pena eterna, así en el cuerpo como en el alma.
Leer más de esta entrada
Anuncios