CdH-6: ¿Creó, pues, Dios al hombre tan malo y perverso?

No, al contrario. Dios creó al hombre bueno (a) haciéndolo a su imagen y semejanza (b), es decir, en verdadera justicia y santidad, para que rectamente conociera a Dios su Creador, le amara de todo corazón y bienaventurado viviera con Él eternamente, para alabarle y glorificarle (c).

.

Si bien la humanidad está corrompida, no es responsabilidad de Dios tal estado como si Él hubiera hecho una creación imperfecta. De acuerdo a la Biblia, Dios creó al hombre en un estado perfecto, queriendo decir con esto que tanto el hombre como la mujer estaban destinados a obedecer voluntariamente a Dios, amarlo y glorificarlo eternamente en la tierra que Dios creó. De manera que no es posible culpar a Dios por la corrupción de la humanidad, pues voluntariamente el primer hombre decidió desobedecer a Su creador atrayendo sobre sí y sobre toda su descendencia la maldición por el pecado, la separación de Dios, la muerte y la corrupción de toda la creación.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: