¿Por qué la Iglesia no puede ser divertida?

En palabras simples, porque el Evangelio no es divertido.

De acuerdo al diccionario de RAE, divertir significa entretener, recrear; también significa apartar, desviar, alejar. La pregunta es entonces ¿de qué queremos alejarnos queriendo hacer la iglesia y sus cultos divertidos? ¿Qué es lo que no soportamos que necesitamos diluirlo con algo que nos lo haga más fácil? ¿Es acaso la Verdad lo que no soportamos? Leer más de esta entrada