C.H. Spurgeon: Siendo perfectos en Cristo Jesús

Jehová, justicia nuestra (Jeremías 23:6)

El cristiano siempre experimentará grande calma, quietud, alivio y paz al pensar en la perfecta justicia de Cristo. ¡Cuán a menudo los santos de Dios están abatidos y tristes! Sin embargo, no debiera ser así. Creo que no se sentirían abatidos si tuviesen presente la perfección que poseen en Cristo. Hay algunos que siempre hablan de la depravación del corazón y de la innata maldad del alma. Esto es muy cierto, pero, ¿por qué no ir un paso más adelante y recordar que somos perfectos en Cristo Jesús? Leer más de esta entrada

Anuncios

Eugene C. Newman: La Necesidad del Cristianismo Bíblico en cada Materia Escolar

El pastor Donald Herrera compartío vía Facebook este interesante artículo en el cual el autor compara de manera breve conceptos bíblicamente enfocados contra conceptos seculares sobre los elementos de la educación. Aunque la comparacion y los conceptos, como el mismo autor dice, no son exhaustivos, sí marcan un precedente de las diferentes visiones que alguien puede tener del mundo dependiendo de su cosmovisión, es decir de sus presupuestos básicos para ver la vida como la ve; de este modo, es posible darse cuenta que una verdadera educación cristiana es más que una asignatura de Biblia en medio de las otras materias seculares.

Leer más de esta entrada

CdH-1: ¿Cuál es tu único consuelo tanto en la vida como en la muerte?

Esta es la primera de las 129 preguntas del CdH (Catecismo de Heidelberg). Y no en vano es la primera. Afirma cuál es el sostén, la mayor motivación, el catalizador de la vida para los hijos de Dios. Este es el punto de partida de una verdadera cosmovisión cristiana. La forma de ver la vida de acuerdo a la Biblia.

¿Cuál es tu mayor consuelo en la vida? ¿Acaso son tus hijos; tu trabajo; tu buen nombre; tu potencial; un ser amado? ¿Qué pasa cuando estas cosas se van, porque sencillamente no son eternas? ¿Que pasaría si perdieras eso que te da seguridad? Leer más de esta entrada

La Resurrección de Cristo

Cristo Resucitó. Así de simple y cierto. Y si personas malintencionadas se atreven a negar el Holocausto Judío sucedido hace relativamente pocos años, no me extraña que mentes perversas que obviemente no quieren reconocer la verdad, busquen desacreditar no sólo la Resurección de Jesucristo sino su muerte y aún su existencia misma. Leer más de esta entrada

C.H. Spurgeon: A por un nuevo pentecostés

Y cuando oigas ruido como de marcha por las copas de las balsameras, entonces te moveras (2 Samuel 5:24)

Los miembros de de la Iglesia de Cristo tienen que ser muy afectos a la oración, buscando siempre que la unción del Santo repose sobre sus corazones, para que el reino de Dios venga y se haga «su voluntad en la tierra como en el cielo». Pero hay ocasiones cuando Dios parece favorecer a Sion de modo especial; esas ocasiones deben ser para ellos como un estruendo que va por la copa de los morales. Leer más de esta entrada

Guillermo Serrano – La Predicación Reformada: bíblica y contemporánea

La Hora de la Reforma - La Vida Ahora

La siguiente es una conferencia que el Rev. Guillermo Serrano, productor del programa radial La Hora de La Reforma y conductor del televisivo La Vida Ahora, vino a impartir a El Salvador varios meses atrás.

Con un tono muy coloquial y ameno el Rev. Serrano destaca los principales errores que cometen los ministros cuando predican los cuales impiden que el oyente logre captar correctamente el mensaje que se quiere dar, a pesar de que el predicador haya hecho un buen trabajo hermenéutico para interpretar lo que la Biblia dice y así transmitirlo. Leer más de esta entrada

Dr. José H. Alvayero: El Discípulo se hace, no nace

Me permito compartir el discurso dado por el Rector del Seminario Teológico de las Américas (SETELA) en El Salvador con motivo de la clausura del Programa de Formación de Pastores y Supervisores del Ministerio Celular, el cual discurso compartió conmigo el Dr. Iván Montes por medio de correo electrónico.

En él, el Dr. Alvayero nos recuerda el significado de ser un discípulo y, más que un discípulo simplemente, uno del Maestro de maestros, nuestro Señor Jesucristo, y de la responsabilidad que tan grande apelativo conlleva. Leer más de esta entrada