La Navidad no significa nada si…

Efectivamente, si como cristianos solamente pensamos en la Navidad como en un tiempo de compartir, dar y recibir regalos, celebrar, pasarla bien, etc., sencillamente estamos viendo la navidad tal y como el mundo la ve, es decir una fiesta más para celebrar, que nada tiene que ver con lo que como cristianos creemos o deberíamos creer.

Independientemente de si es verdad o no que Jesucristo nació un 25 de diciembre lo cierto es que es un hecho que Jesucristo, quien es Dios Hijo, un día vino al mundo como hombre, naciendo de una mujer, dependiendo, como todo recién nacido, de los cuidados de otros para su supervivencia. Es este hecho lo que da origen a la Navidad o Natividad que simplemente significa nacimiento. Pero el hecho de que el Hijo de Dios se haya hecho miembro de la familia humana debería inmediatamente llevarnos a la pregunta ¿Por qué lo hizo?

La Bliblia nos enseña que Jesucristo vino a cumplir el plan de salvación para el pueblo de Dios, que consistía en morir por todos los pecados y así salvar a la humanidad que está muerta en sus delitos y pecados y va camino a la condenación eterna sin que pueda salvarse a sí misma por ningún medio. Esto nos lleva también a la certeza de que es Dios quien está buscando la salvación para la humanidad y no nosotros. Es Él quien toma la iniciativa para restaurar aquella comunión  que fue quebrantada en el huerto del Edén cuando los primeros humanos, engañados, quisieron ser sus propios dioses logrando únicamente llevar a la miseria toda la creación como lo vemos hasta hoy.

Jesucristo entonces nació para ser el único mediador entre Dios y los hombres. Es por medio de Él únicamente que la paz puede ser restaurada. No la paz del mundo en sí, sino la paz del mundo con Dios, pues es imposible lograr la paz si no se tiene paz con Dios. Concluimos entonces, como lo enseña la Biblia, que existe una patente enemistad entre la humanidad y Dios. El hombre nada quiere saber de volverse a Dios. Podrá ser muy devoto, religiosamente hablando, pero hablémosle de que es un pecador que necesita salvación y que solamente puede hallar esa salvación en Jesucristo arrepintiéndose de sus pecados y creyendo en Él, y veremos la soberbia humana salir de lo profundo del corazón rechazando a Aquél que dio su vida para rescate de muchos.

Así, pues, hemos de entender la Navidad en todo tiempo, no sólo la víspera del 25 de diciembre, como el momento histórico en que Dios se humilla haciéndose hombre con el único propósito de revelarse a nosotros de manera tangible para que nos volvamos a Él. Pero es Su muerte vicaria, más que su nacimiento, la que da todo el significado a los sucesos que condujeron a su venida.

La Navidad no significa nada si Jesucristo no es nuestro Señor. No significa nada si seguimos revelándonos en contra de su voluntad. No significa nada si queremos seguir siendo nuestros propios dioses.

La Navidad, como fecha memorable del nacimiento de Jesucristo, no significa nada. Sólo Jesucristo  mismo significa todo y le da sentido a todo si en Su muerte hemos hallado que la deuda de nuestros pecados ha sido pagada ya si arrepentidos y con fe en el Hijo de Dios reconocemos en Él a nuestro único Señor y Salvador.

Así que en vez de decir Feliz Navidad, bien puedo decir Bendita muerte de Cristo y Gloriosa Resurrección que me ha dado por siempre la paz con Dios.

Solus Christos et Soli Deo Gloria.

Anuncios

2 Responses to La Navidad no significa nada si…

  1. Hno. Oswald: escribes (parecido al titulo)

    “La Navidad, como fecha memorable del nacimiento de Jesucristo, no significa nada.”

    Para llamar la atencion, y tal como desarrollas el tema, tienes razon. Pero cuando lo dices de esta manera, pareceria no dar suficiente atencion al hecho de la Incarnacion?

    Luis

  2. Oswald says:

    Hola, pastor Lou.
    En el contexto, como menciono al inicio, si nuestro concepto tácito en este fecha es el “buen sentir” simplemente nuestro concepto se queda muy corto. Por eso en esa frase menciono “La navidad como fecha memorable” y no “La Navidad en sí misma”. Despues de todo no se nos manda en la Biblia a celebrar el nacimiento de Cristo, y tampoco lo impide. Lo celebramos porque nos recuerda precisamente que es Dios en su amor buscando revelarse a la humanidad y lo hizo de tal manera que se encarnó para vivir entre nosotros. Pero sí somos invitados a considerar a Aquel que “siendo en forma de Dios” se hizo hombre y padeció por los pecados. Por supuesto que le muerte de Cristo implica su encarnación. Pero hago hincapié en la persona de Jesucristo y Su muerte pues es de lo que menos se escucha hablar en medio de toda la algarabía moderna que nos rodea, al menos en mi país.
    Bendiciones, Pastor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: