Primera reunión de líderes reformados 2010

Profundamente enriquecedora. Así considero la primera reunión de lideres reformados en el país llevada a cabo el mes pasado en el Centro Semillas de Nueva Creación.

Convocados por el pastor Luis Wagenveld, misionero para Centroamérica de la CRCNA, fueron alrededor de 16 líderes los que asistieron a dicha reunión. Esto es alentador considerando que la iglesia reformada tiene muy poca presencia en este pequeño país. Por mi parte creí que eramos alrededor de 5 aquellos que de alguna manera estamos comprometidos con la fe cristiana desde la perspectiva reformada, por lo que 16 personas superó mis expectativas, considerando que detrás de estas personas existen discípulos, miembros de sus respectivas iglesias, que se confiesan reformados por afirmar los pricipios bíblicos que dieron pie a la Reforma Protestante en el siglo XVI.

El propósito de la reunión fue principalmente para conocernos. Dada la falta de una cantidad razonable de iglesias reformadas en el país y por ende la poca presencia que se tiene, cada uno de los hermanos allí presentes ha tenido un peregrinaje muy particular en cuanto a abrazar la expresión reformada de la fe cristiana. Surge de ello la necesidad de conocernos, compartir las experiencias y buscar trabajar por propagar las Buenas Nuevas (lo cual implica más que predicar desde el púlpito) y hacer discípulos en nuestra nación.

Entre los asistentes estuvieron los pastores Carlos Mejía y Joaquín Ordónez, de la ICR de Santa Tecla y de Huizúcar respectivamente; el Dr. Ivan Montes, catedrático de Teología; el pastor Santiago Flores, con su esposa, y la recien ordenada pastora Josefina Menjívar, de Iglesia Reformada Calvinista; el pastor Eliseo Martínez, del Centro Familiar Presbiteriano Renacer; y el pastor Hugo Miguel Rogel, de Olocuilta; entre otros.

La conversación, entre los varios temas consideradis importantes a tratar por los presentes al inicio de la reunión, giró en torno a la necesidad de unir esfuerzos con miras a trabajar con nuestras iglesias, y con otras iglesias también, para una expresión más íntegra de la fe cristiana en nuestro país; una expresión que tenga un enfoque no solamente pietista, que es el patrón dominante en la región, sino también doctrinal y transformacional.

En días en los cuales el llamado a la unidad se ve con recelo, y no sin justa razón, es necesario que nos sentemos para conocernos, dialogar, tener comunión, pero sobre todo a buscar consejo en la Palabra de Dios para hacer Su Voluntad y trabajar juntos, en la medida de lo posible, en la obra de Dios en nuestro país.

Se mencionó también la necesidad de crear, a mediano plazo quizá, una especie de centro de formación reformado, primeramente para enriquecer nuestra fe y conocimiento de Dios, y en segundo lugar para transmitir la herencia reformada a nuevas generaciones.

Los líderes y pastores se expresaron emocionados de saber que somos un remanente, por así decirlo, que está creciendo; y oraron por que esa reunión fuera el comienzo de una renovación de nuestra participación como parte del pueblo de Dios en esta nación.

El pastor Wagenveld hizo un llamado a todos para que sin importar que él no pueda estar presente en el país, nos organicemos y trabajemos juntos por el fortalecimiento de la fe reformada en nuestras comunidades y a lo largo del país. Expresó también su alegría por ver a hombres y mujeres reunidos para tomar decisiones que busquen mejorar el estado actual del evangelicalismo en el país y afectar así la sociedad que nos rodea.

Es mi oración que Dios nos ilumine con Su Palabra; que todo cuanto decidamos hacer sea para glorificar a nuestro Rey Jesucristo y que el Espíritu Santo nos llene de Su poder y gracia para hacer aquello que Dios nos ha encomendado.

¡Y que venga la Reforma a El Salvador!

Anuncios

5 Responses to Primera reunión de líderes reformados 2010

  1. Hugo Rogel says:

    Hermano Oswald.
    Saludos.
    Lo que a la iglesia reformada le falta es la emocion de los pentecostales y el entusiamo de las actividades. Mira, creo que un pentecostal con el conocimiento de un reformado es algo muy singular. Tambien creo lo mismo de un reformado con la emocion de un pentecostal.
    Me gusta tu emocion y entusiasmo.
    Quiera el Señor usar tu entusiasmo.

    • Oswald says:

      El problema es que históricamente la preocupación de la iglesia reformada ha sido o la ortodoxia o la ortopraxis, dejando atrás la ortopatía; mientras el pentecostalismo se ha ido de manera exclusiva por el lado de los sentimientos (simpatía más que ortopatía) y rechazando todo conocimiento intelectual acerca de la fe por catalogarlo como “frío”; pero creo firmemente que los tres énfasis son interdependientes y no deberían separarse, aunque siempre tiende a prevalecer alguno.
      Me agrada también su expresión, pastor. Dios quiera que trabajemos juntos por el Evangelio.

  2. Alejandro says:

    Me agradan los dos comentarios. Pero, también quisiera acotar que esas obsesiones por el prefijo «orto» no son nada nuevo ni tampoco propiedad exclusiva de los reformados… tengo la sospecha que el énfasis en la ortodoxia se manifiesta con mayor vehemencia y «moción» en círculos pentecostales, aunque bajo matices muy distintos a los que normalmente encontramos en la tradición reformada, me refiero a postulados doctrinales bien elaborados y sistematizados. Hay que ser bastante ingenuo para creer que nuestros amados hermanos pentecostales no les importa la ortodoxia o «no les da la cabeza» para tanta doctrina. La realidad es todo lo contrario. Donde hay más dogmatismos, postulados de fe y hasta pronunciamientos ex catedra sin mecanismos de apelación ni debate, es en círculos pentecostales en sus distintas manifestaciones.
    Es cierto, quizás a los reformados les falta un poco más de «emoción», o yo diría que es mejor decir que les falta armarse de valor y proclamar sus convicciones teológicas. Pero, debemos notar que los reformistas como Calvino y Farel, siendo de estirpe latina, no les faltaba dosis de emoción. Lo vemos en sus historias y escritos. Lo que pasa es que yo sospecho que cuando la Reforma alcanzó los gélidos climas de la Europa del norte, se enfrió y fue domesticada para el apetito sajón. Esa es la versión que nos ha llegado de carambola vía los EE.UU. hasta América Latina. Por eso, creo yo, debemos redescubrir por nosotros mismos los «emocionantes» tesoros que esconde la fe reformada en su versión original latina (cultura) y filtrar lo que nos llegó del norte (de Europa del norte y del otro Norte). Estoy trabajando en una nueva traducción contemporánea de la Institución de Calvino. Permítanme decirles que todas las traducciones anglosajonas ofrecen una versión domesticada y más «civilizada» del espíritu literario de los originales en latín y francés. Calvino era un hombre lleno de fuertes emociones, ex abruptos y opiniones fuertes… era un pentecostal del siglo 16, no hay lugar a dudas.

    • Oswald says:

      Pastor Pimentel, es muy interesante el acercamiento que hace de la ortodoxia pentecostal. Quiza es necesario hacer la distinción entre el pentecostalismo clásico, que encaja en lo que usted menciona, y el neo-pentecostalismo que se expresa de manera casi exclusivamente sentimental respecto a la experiencia cristiana. Ojalá podamos tener acceso a su obra de traducción de las Instituciones, pero aún sin ella recuperemos el fervor que caracterizó a los padres de la Reforma.

    • Oswald says:

      Aquí en El Salvador, al menos de las iglesias pentecostales que conozco, puedo contar máximo unas cinco de tal tradición que se rigen conscientemente a un sistema de doctrinas que a la vez enseñan a sus miembros; de las demás que conozco, viven del “sentir” en cada culto. Quiero mencionar, por ejemplo, a la misión Elim (la de El Salvador) cuya tradición es, a simple vista de un servicio, pentecostal; pero uno puede escuchar las predicaciones y encontrar un mesaje congruente con los principios de la Reforma, y cuando vamos al manual de doctrina publicado por ellos y que está a disposición de todas las personas, en su eje central no encontramos sino las doctrinas de la gracia tal y como las conocemos los reformados. Resulta, pues, que Elim es una de las iglesias con mayor crecimiento y posiblemente la de mayor número de miembros en el país, por medio de su sistema celular de enseñanza y discipulado. Este fenómeno (una iglesia pentecostal con bases reformadas, al menos en un sentido amplio) es en verdad es poco común en nuestra región. ¿Por qué no imitarlo como los herederos que somos (sin animo de exlusividad) de la Reforma? Me refiero a pasar de la fe a la acción concreta de discipular a otros moviéndonos con ese propósito, como reza el título de un libro del movimiento del nuevo calvinismo en Estados Unidos: Just Do Something (Sólo haz algo).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: